miércoles, 16 de mayo de 2012

El azul del cielo me llama, me invita a perderme entre las nubes, a contar estrellas. La barra del bar quiere quedar conmigo, pero yo la rechazo. Prefiero perderme entre mis sueños, que perderme entre licores. La amargura se la llevo el aire. Amor y esclavitud bailan un mismo baile. Mi corazón verá todo lo que tu sonrisa calle. Más tarde o más temprano estaremos contemplando este mismo cielo estrellado. Quizás seamos un poco más sabios, cada arruga será un recuerdo atesorado, y entonces no tendré pudor de afirmar, después de toda una vida que 1+1 no siempre son dos. Tú y yo siempre seremos uno. Lo blanco a veces es negro. Lo más fácil no siempre es lo más bonito. Lo más bonito no es siempre lo más acertado. Que si hablar se puede con la mirada, también se puede besar con las palabras.


4 comentarios:

  1. Basssssss, me ha encantado, gracias por pasarte por mi blog, y la respuesta es, sí, después de leer esto, posupuesto que te sigo, mua

    ResponderEliminar
  2. Muuuuuuy buen texto, me encanta, la verdad que es alucinante. Sobretodo las dos últimas frases "Que si hablar se puede con la mirada, también se puede besar con las palabras."
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Beeeeeello blog..
    Me encanto!!
    Te espero en mi blog cuando gustes, un beso enorme (:

    ResponderEliminar
  4. Bella entrada & Blog. Te sigo. pasate por el mio ^^ http://onlylivethislife.blogspot.com/ Gracias :)

    ResponderEliminar